Salte la navegación

prophecy-bruce-rolff

Cántame una canción con el rocío del alba. ¿Tendré la fuerza para escucharla?

Se arremolinarán las tormentas en el pecho henchido
de tantas ilusiones, espejismos y sueños incumplidos;
y la apatía nunca llegará, sino que se convertirá en alboroto
de letras, insomnios y mundos rotos:
Rotos bajo el peso de los pies sin pertenencias,
fracturados contra la fuerza de la tristeza,
triturados entre sonrisas imaginarias,
arrojadas al viento marítimo de la demencia y las desgracias.

La mente y el corazón harán trampa al jugar
porque son amigas, aunque no lo parezca;
y por premio siempre el alma humana terminará por acabar
atormentada entre lo intangible y la belleza arisca
tornadas en cautiverios deseables
y besos, por razones de fuerza, olvidables;
donde los deseos indiscernibles entre la razón y la locura
llamarán a la puerta para que comience la tortura.

“Sólo el océano podrá ahogar las llamas que no perecen,
sólo el miedo podrá hacerle frente a los monstruos de la mente
la cual contemplará con placer el desenfreno
y el esfuerzo vano del hombre por encontrar su sendero”
Eso fue lo que ella me dijo,
antes de volver al abismo
de estrellas congeladas
y de risas apagadas.

Hoy, entre laberínticos portones y telas de araña
ciegas mañanas, entrelazadas, me aguardan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: