Salte la navegación

standing-in-the-rain-l-owpwkl

Sé que hago el ridículo escribiendo poesía en medio de la lluvia; pero…

Hay destellos de destinos que entran por mi buhardilla,
y las siluetas que dibujan se sientan,
todas juntas, en mi silla
perforando mis pupilas inquietas.

¿Cuáles son los límites de un corazón enmudecido
si nadie escucha sus latidos?
¿Cómo aceptar la indescriptible
necesidad de amar lo que admiro…

… si el veneno se esparce por todo lo que miro?

Tengo sueños que se me confunden con poesía,
y noches que me dejan despierto, boca arriba;
imaginando amaneceres infinitos, sin salida,
donde incertidumbres y sombras se cambian por vidas.

El agujero de mi pecho vibra con energía ante la sinfonía,
que entregan los recovecos vacíos de mis pupilas,
navegando ebrias entre los despojos de las sobras
de las cosas que nunca pude decir a deshora.

Porque pese a las comillas en la palabra “deshonra”,
nunca más pude levantarme tras la primera aurora
en que las promesas fueron a varar tras el naufragio
de mis cadenas, mis nudos y mis más fieros adagios.

Y la emoción va abriéndole paso a la apatía,
donde ya nada importa, donde todo sólo camina
y se pierde por aceras pobladas de tímida indiferencia
y muros entre cada columna, entre cada barrera.

No hay nada extraordinario que decir o que aportar
solo espejismos para alucinar, para contar;
y despertar en mañanas que nunca fueron
más que un destello en ojos que poco o nada vieron.

Anuncios

One Comment

  1. 👏👏👏


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: