Salte la navegación

20080423123734_5

La apatía me persigue como una ventisca

Si los vientos del norte me vieron partir
son las lluvias del sur las que vinieron por mí
para hacerme deambular por extraños pasillos
inundados de memorias ahogadas y ecos marchitos
¿De qué sirven entonces las promesas
si igualmente las sombras vienen a tocar mi puerta?
Sólo para sacarme de mis noches en vela
y devorar las luces de mi pieza,
en busca de una tumba todavía sin nombre
que desoiga los antiguos galopes
de esta eterna espera que a nadie espera
desangrándome letra a letra.

Quiero perderme en un bosque en medio de la noche
para que mis lágrimas sean la lluvia silbando por los montes
y mis ecos la música que nadie oye;
para que así, tal vez un día, me perdones
por no ser tan fuerte ni valiente
por no ser invencible o imponente;
y por el desastre, por las dudas, por perderte.

Hay que rezarle al silencio que me despierte
para que renueve hoy el piso quemado por mi agonía
y funda los muros de mi vista,
para seguir deambulando, seguir hablando;
con estas manos nudosas seguir trabajando,
con esta boca torcida seguir cantando,
con estos pies cansados seguir caminando,
este camino incierto que hoy me hace tanto daño…


El arte corresponde a una pintura realizada por Kasey Tararuj. Pueden ver esta pintura y otros de sus trabajos artísticos Aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: