Skip navigation

white quartz

En el cristal pulido quedará grabado este momento. Harías bien en recordarlo abraces el silencio.

No soy nada más que un sueño
que se aloja cada día en tu puerta,
caminando a través del aroma risueño
que pretende esconderse en tu huerta
de jacintos, nomeolvides y una rosa dentada,
abriéndose paso por la alameda
y trepando, insomne, mi escalera.

Porque nuestro amor es mucho más que la naturaleza,
o la coherencia de tener entereza,
de parir razón y cordura
tras esos ojos tuyos que maduran esta hendidura.

Y en tu nombre pájaros nadan esta noche,
en el mar de estrellas que solo tú conoces;
pues de tanto andar buscando un reproche
diste a parar con un corazón, un verso y un coro de voces.

Por extraños senderos se pierden nuestros nombres,
pero entre la niebla y el tumulto que pierde a todos los hombres
tu alma y la mía vibran iluminando hasta el último monte
que tus visiones indican más allá de nuestro horizonte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: