Salte la navegación

La soledad nos abriga en un cálido manto del cual es difícil despojarse, siento la eternidad tan inmensa  y pura.

Me siento inmersa en un mundo de sombras danzantes donde la tristeza es un  grito de desesperación.

Quisiera ser capaz de sentir como lo demás,  más la desolación vaga por mi corazón y mi alma; Las notas frías de un piano acompañan mi tan maldecido dolor, soy un ser sincero, pero difícil de comprender.

Me siento perdida, sola e incapaz, un ser cuya vida gira en un vórtice que en cualquier instante se lo tragará.

La muerte una fría compañía, un deseo se ahoga cuando no se hace realidad. En esta confusión  se marchitan mis sentidos.

Y en mi putrefacto remordimiento, puedo ver las horas pasar en mi vida que se funde como un suspiro.

La vergüenza encalla en este mar de penas, donde no hay estruendo que pueda hacer latir mi corazón.

Una neblina espesa me ciega, como un manto negro sobre mis ojos, ese antifaz que siempre supe como usar se ha prendado para siempre a mi rostro.

Éste es el momento de ver la realidad, dejar ésta falsedad atrás y dejarse morir por el tiempo para que así este dolor en mi pecho se convierta en paloma y vuele lejos de este lugar.

Una tormenta azota una vez más, no me queda más que llorarle al frío filamento que llamo mi hogar donde pueden contemplar mi hermosa decadencia.

-Liz-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: