Salte la navegación

La luna se ha convertido en mi única compañía en esas solitarias noches.

La noche galopa,

La solitaria luna su compañía

Ella corre, ríe, juega.

Me envuelven sus caricias de madre.
Tan bella, tan reluciente.
Ciega de mí.
Luna tú y yo somos las luces de esta oscuridad desierta
y desvelada de sueños infantiles por cumplir.

Mi canción de cuna. Tú, luna no te olvides de despertar, mi sentir.
Ese sentir que en cuclillas guardo dentro de mi ser.

El deseo encarnado de soledad,

La belleza un instinto,

La lujuria una enfermedad,

Abrázame luna, para no llorar más.

Clamo que me extingas,

Antes que la realidad.

Pronto, arráncame el corazón,

Para no poder sentir más el dolor.

Histeria y desolación, las hermanas de mi oscuro esplendor.

Luna, toma mi mano y vuela devastadora,

Para aniquilar esta desesperación.

La muerte es solo el comienzo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: