Salte la navegación

winter storm

Nadie ama las tormentas.

Caminando, aletargada por calles muertas y solitarias, faros parecen iluminar esta alma oscura.

Recorro caminos confusos de una vida difusa, perdida; soy una criatura taciturna, sin palabras para pronunciar.

La locura es una amante frágil, y yo soy un hada absurda, volátil e inconstante.

El amor es mi peor enemigo;  un némesis cruel e irritante.

Reflexionando…

Clímax.

Me siento perdida, aplastada por los cimientos de lo que fue una vida agotadora y decepcionante.

Aquellos días en que sentí “amor”. Nuestras almas se encontraban, más tu alma quería recorrer un camino diferente del mío.

La tristeza es el alimento del espíritu, de éste espíritu.

Soy un puñado de pétalos de sangre al viento, de una flor despreciada al deshojarse;  nada es más difícil que morir sin estar realmente fallecida.

Alguna vez, en cuento no muy lejano fui un alma dulce y juguetona, pero ahora soy marchita, oscura y evaporada.

Soy la reina de hielo, Las espinas cubren mi rostro, una venda difícil de desprender, más… no se puede herir el hielo ¿O sí?

¡Ten cuidado! Pues,  si te enamoras una arrolladora prisión de frío te envolverá hasta que estés completamente… muerto.

Morirás en mis lamentos, te ahogaré en mis tinieblas y poco a poco serás un alma en pena, esclavo de mi perverso amor.

 

-Liz-

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: