Salte la navegación

color-perception-white-room

¿Alguna vez se han sentido encarcelados dentro de toda la bondad y la alegría que les rodea?

Me encuentro perdido, extraviado, dolido.
Invadido de luminiscencia,
Con el pasar de las horas en mis espaldas,
No encuentro salida.
No hay donde ir, ni que hacer;
Solo pensar,
Mirar sin mirar,
Oir como la nada replica mis palabras,
Llorar en este lugar
invadido de una cruel y morbosa calma
Teñida con el color de perpetua nieve,
Donde no hay noche ni oscuridad,
Ni hambre ni frio…
Pero sí una tortura innombrable,
Interminable…
Que comienza a convertirse en locura,
lentamente,
Sutilmente,
Mientras mas pasan los días…

Me retuerzo por dentro y por fuerza,
Camino y corro cada vez más desesperado,
No existo en ninguna otra parte,
Así como nada existe en este lugar,
Y donde camino esta la luz.
No encuentro nada mas.
Como desearia tener una puerta,
Pero no la hay,
Y nada de lo que hago realmente importa. No existo…

No existo…

En esta agonía me siento morir.
¿Cuanto tiempo ha pasado?
¿Como terminé aqui?
Tal vez ya nunca lo sepa.
Tal vez siempre he estado aquí.
Tal vez me merezco este presente,
así como este futuro,
¿O estoy en el pasado?

Aquí no reina el tiempo, ni nada…

Estoy solo.

Voces levitan mudas en estremecimiento
Caen los significados y se lijan sus cimientos
Sueños poseídos, de alientos extinguidos
Como mi vista, ciega de tanto brillo desteñido.

¿A dónde puedo caminar sin la sombra que me tortura?
Mis pensamientos me llevan, entumecido, a la locura.
Mi mente es la mar, en par abierta;
donde todo entra, y con atlantes se queda…

Este despótico tormento no termina;
La blanquedad se arrastra deformemente
Buscando algo aun mas brillante
Algo babeante, hambriento, enfermizo, demente,
Que se comio la puerta.

Y yo sólo lloro, aqui, en el espacio que quedó entre medio de los dos.

Prisionero de los ceros…

Extraviado en un ínfimo vacío
Incoherente y desierto como un río
Admito mi derrota en el olvido
Lloro implorando la agonía de un sueño perdido.

Miro al cielo y no queda nada de él para ofrecerse
Así como no hay lágrimas en mis ojos para el dolor
De las escenas remotas de días que están desintegrándose
En hilos desvanecidos, desechos hasta quedarse sin latidos…

Me apago, me esfumo, me desinflo…

Me extingo…

Anuncios

6 Comments

  1. A ver… Me gusta, me ha gustado… perto no he entendido ni un pijo!
    No entiendo que intentas espresar, soledad absoluta? eso me parece porque ademas de la calma y la paz le noto un cierto aire de agonia y desesperación. Esta muy bien escrito pero resulta… angustioso.
    Un beso desde este otro infierno (menos iluminado)

    • las sensaciones de soledad, de angustia, de agonía y desesperación que describes son las intenciones que intentaba plasmar. Tal como expresé en el principio de este post… estas sensaciones pueden experimentarse de manera angustiosa incluso cuando todo esta bien y nada parece ir mal. Personalmente siento como si tuviera miles de cosas reprimidas que ya no pueden salir ni expresarse como antes. Y aunque todo está bien y sólo debo adaptarme a las circunstancias… pareciera que fuera prisionero de la misma luz que estuve buscando tanto tiempo.

      Tal vez esté mas claro ahora. De cualquier manera te agradezco el haber leído esto :)
      Un abrazo

  2. Subscribo todo lo que dices, de esa manera tan hermosa. Besos
    Ana

    • Asumo que encuentras belleza en estas palabras que a mi me parecen tan cargadas de lo contrario. No obstante, agradezco tu presencia en este blog y en mis trabajos, mi estimada Ana.

      Un abrazo

  3. Siento que el nihilismo es grito pidiendo ayuda. Qué más da quien oiga nuestro aullido?¿Qué más da sentirnos desbordados por los sentimientos que nos hacen sentir la nada y la nausea; Nada y sin embargo cuantas huellas son capaces de dejar nuestros pies en la tierra húmeda o en la nieve…

    • Interesantes palabras, Laikeva. Están cargadas de filosofía y reflexión que no puedo ignorar.

      El Nihilismo bien puede ser lo que dices, aunque pudiera ser también un camino elegido. La indiferencia, tal vez, a quienes oigan nuestros lamentos puede definirlo todo al final, puesto que siempre hay alguien que escucha, de una manera u otra. El resto me sugieren pensamientos que me reservo, por sentirme incapaz de expresarlos apropiadamente, pero que rayan en lo poético.

      Te agradezco tus palabras, Laikeva. Espero que siga viendo comentarios tuyos por aquí :)
      Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: