Salte la navegación

«La ciencia no nos ha enseñado aún si la locura es o no lo más sublime de la inteligencia»

Después de un tiempo sin escribir, nuevamente les presento un articulo de Maestros de la Literatura; en la cual, más que innovar, trato de dejar un registro de aquellos hombres y mujeres que han escrito y han dejado su profunda huella en la historia de las letras.

Y por esa misma razón sabía que tarde o temprano tendría que hablar de Edgar Allan Poe. ¿Por qué? Porque es uno de los mejores escritores del género gótico, forma parte del movimiento romántico (que ya de por sí es fascinante); fundador, quizá indirectamente, de la novela policial y para mí fue un genio que no sólo tenía grandes conocimientos de todo lo que escribía, sino que también fue uno de los primeros escritores que intentó vivir de su talento. Desgraciadamente, esto forma parte de un sinfín de tragedias en su vida; que sin embargo, lejos de hundir su tinta y papel, lo eleva y pronto va más allá de lo que el puede vivir, convirtiéndose en una leyenda.

Daguerrotipo de Edgar Allan Poe.

Edgar Poe nace en Boston, Estados Unidos, el año 1809. Sus padres son actores y se convierte en el segundo hijo en nacer de aquella familia, los otros siendo su hermano mayor William y su hermana menor Rosalie (de la cual hay pocos datos, aunque todos ellos intrigantes).

En su interesante y genial vida, la paradójica fatalidad no tardaría en tocar a la puerta del escritor: Su padre abandona a la familia (aparentemente por las sospechas sobre la verdadera paternidad de Rosalie. Muere poco después de todos modos) y su madre muere de tuberculosis un año después de este suceso. Los tres hermanos, tras esto, toman caminos separatorios, al cada uno ser adoptado por una familia diferente; en el caso de Edgar, es la familia de John Allan, un comerciante escocés, y su mujer Frances Valentine, la cual sería una influencia en su vida mucho mayor de la que fue Allan realmente, quien alternaba la malcrianza con la disciplina agresiva.

Nunca fue adoptado en términos legales, pero se le dió el apellido de la familia de todos modos. A partir de ese momento nuestro estimado escritor comienza a ser conocido como Edgar “Allan” Poe.

Edgar recibiría parte de su educación en el continente europeo, y ya de vuelta en los Estados Unidos ocurrieron varios sucesos que vendrían a minar la relación que mantenía con sus familiares adoptivos. Se compromete en matrimonio con Sarah Royster e ingresa a la Universidad de Virginia. Es en esta universidad donde desarrollaría sus malos hábitos, causados por los ideales demasiado etéreos de Thomas Jefferson; los que incluirían la “auto regulación” de los alumnos y la prohibición de tabaco, alcohol, apuestas y otras regulaciones que ninguno de los alumnos realmente cumplía. Es en este ambiente caótico donde Edgar comenzaría a generar deudas por apuesta que harían enfurecer a Allan, y perdería el contacto con su prometida, la que finalmente termina casándose con otro hombre. Sintiendo que no sería bienvenido de vuelta debido a estos problemas, en vez de encararlos decidió retirarse a Boston, manteniendose apenas con una serie de trabajos que a la larga le harían inclinarse a probar el servicio militar.

Sarah Elmira Royster, descrita como "El primer y último amor de Poe".

Enlistándose bajo el nombre de Edgar Allan Perry y declarándose con 22 años (tenía 18 en realidad), fue aquí, principalmente, donde comenzó y desarrolló su carrera artística literaria, a pesar de sus indicios previos. Deseó empezar como poeta, y por ello publicó “Tamerlane y otros poemas”, dejando su nombre en el anonimato al estar escrito “by a bostonian” (por un “bostoniano”, o ciudadano de boston), expresando un interesante grado de humildad inicial. Desgraciadamente para él, el libro es poco considerado y pasa desapercibido casi por completo. Tras dos años de servicio en los que logró el rango de Sargento Mayor de Artillería, deseó retirarse de la vida militar, revelando por ello su identidad y las circunstancias que le llevaron a aquello; John debía firmar el retiro, sin embargo. Sólo la muerte de Frances (a quien Poe no habría alcanzado a ver con vida, al llegar al día siguiente al funeral) lograría ablandar el corazón de aquel hombre, que terminó accediendo a firmar el retiro. De vuelta en Baltimore, Poe se establece y relaciona con su tía María, su prima Virginia, su hermano Henry y su abuela inválida, Elizabeth. Ese mismo año, Poe publica su segundo libro de poesías, pero el resultado sigue siendo similar al anterior.

Poe vuelve a intentar ingresar al ejército, esta vez a través de una escuela militar en West Point. Sin embargo, pronto la dejaría con ira debido a los sucesos cercanos que le acaecerían. Es “despreciado” por su padre adoptivo debido a los conflictos entre ambos. Esto se debía, más que nada, a la aparente traición a Frances durante el matrimonio con otra mujer, con la que se termina casando Allan. Partiendo a Nueva York, Poe publica nuevamente un libro, llamado “Poemas”. Sus amigos en West Point le ayudan monetariamente para publicar el libro, y él les dedica las primeras líneas por ello. Curiosamente, varios esperaban ver los versos satíricos que Poe escribiera en la escual militar. Luego de un período corto, Poe regresa a Baltimore una vez más con su tía, su prima y su hermano; este último muriendo por problemas de alcohol no mucho después, afectando notoriamente al escritor, debido a su admiración por sus logros.

Imagen de la apariencia de Poe en el ejército, como allí como "Edgar Allan Perry".

Tras la muerte de su hermano, Edgar se determinó a convertirse en escritor y vivir de aquel talento, cosa que tristemente decidía en un momento en que dicha decisión era una pésima idea. Fue el primer estadounidense en esforzarse por subsistir de eso, sin embargo fue por este motivo que Poe se vió obligado muchas veces obligado a pedir dinero bajo contextos que se le hacían muy humillantes. Este triste estado de cosas no mejoraría en toda su vida. Fueron varios trabajos que tuvo, muchos los proyectos que surgieron de su cabeza y también bastantes los cambios de hogar que vivió, hacia casas cada vez más pequeñas y en situaciones mas precarias.

En abril de 1833 envió una última carta a John Allan en la que le pedía desesperadamente ayuda: «En nombre de Dios, ten piedad de mí y sálvame de la destrucción.» Allan no le contestó. Al año siguiente fallecería sin dejarle ninguna herencia, asunto que afectaría gravemente al escritor.

Tiempo después, Edgar Allan Poe contrajo matrimonio sumamente enamorado de su prima, Virginia Clemm, la que luego terminaría siendo conocida como Virginia Poe. Al momento de casarse ella contaba con tan sólo 13 años de edad… y Poe la doblaba en edad. Fue por esto que ella quedó registrada como de 21 años, gracias a la ayuda de los familiares y amigos que asistieron a la boda. Se dice que nunca consumaron su amor, realmente. Uno de los tantos biógrafos de Poe sugiere que Poe no necesitaba a las mujeres «del modo en que las necesitan los hombres normales», sino que sólo como fuente de inspiración y de cuidados, pues Poe nunca habría estado interesado sexualmente por las mujeres. La relación prosperaría y superaría todas las adversidades; incluso problemas de supuesta infidelidad o de cortejo a otras mujeres, que pese a que nunca quedaron claros, parecen acertar en el hecho de que Poe nunca fue infiel con Virginia. Sólo la muerte vendría a romper esta unión por cualquier otro modo inquebrantable.

Virginia Poe, prima y esposa del escritor. Este es el único retrato basado en sus facciones verdaderas, y para ello se debió usar su cadáver como modelo original, ya que hasta la fecha nunca la habían retratado ni fotografiado.

Contrajo tuberculosis seis años después de casarse, y su degeneramiento fue gradual y enloquecedor para su marido, que se mantuvo con ella en todo momento; y hasta el último momento hizo lo posible por su salud y su bienestar, quizá con la secreta esperanza de que pudiera recuperarse. Desgraciadamente esto no fue así. Tras cinco años, Virginia fallece como presa de su enfermedad. Su muerte, tan temprana, pudo haber inspirado algunos de los escritos de Poe, tanto durante la enfermedad como posteriormente a esta, siendo siempre trabajos increíbles, de los cuales muchos son bastante conocidos por los lectores habituales de este escritor. Es también durante este período que se supone la caída más profunda de Poe en el alcohol para aplacar su sufrimiento; cosa ampliamente criticada y debatida por varios de sus biografos, en relación a su supuesto alcoholismo y los períodos en que los tuvo.

A partir de la muerte de Virginia, la conducta de Poe «es la del que ha perdido su escudo y ataca, desesperado, para compensar de alguna manera su desnudez, su misteriosa vulnerabilidad».

Poesía Acróstica escrita a Poe por Virginia un día de San Valentín.

Cada vez más inestable, intentó cortejar a otra mujer: Sarah Helen Whitman, poetisa mediocre pero mujer llena de inmaterial encanto, como las heroínas de Poe. Sarah vivía en Providence, Rhode Island. Sus relaciones no cuajaron, presumiblemente debido a los problemas de Poe con el alcohol y a su conducta errática. Existe alguna evidencia de que la verdadera causante de la ruptura pudo ser la madre de Whitman. Poe buscó aún la compañía de otras mujeres, como Marie Louise Shew o Annie Richmond. Hubo incluso propuestas de matrimonio, pero que no llegaron a concretarse.

Tras un período en que intentó cortejar a otras mujeres, su condición mental comienza a deteriorarse inevitablemente en su interior. Se dice que se metió en varios problemas con la ley debido a las depresiones que sufrió por la pérdida de Virginia, donde incluso contempló el suicidio. Y esto es porque, a pesar de todo, aquella mujer era la única a la que realmente había amado; según sus biógrafos. Sin embargo, tiene un reencuentro con su antiguo amor de la infancia, Sarah Royster (ahora viuda y madre de dos hijos), y aquí experimenta un cambio radical en aquella conducta enloquecedora que lo quería llevar a la destrucción.

El alcoholismo de Poe, como una de las causas de su muerte, fue un tema muy considerado y discutido por sus biógrafos. En esta caricatura se evidencia de forma cómica aquel hecho.

Poe al parecer se enamora nuevamente de ella, y por lo tanto busca casarse con aquella mujer nuevamente, pese a que aquello significaba estar en contra de la opinión de los hijos de Sarah, quienes estaban en contra, y la última voluntad de su marido fallecido, quien (quizá previendo acontecimientos) había estipulado la reducción de sus bienes monetarios. Aún así habrían llegado a un compromiso, y Poe incluso había estado dejando de caer en sus “malos hábitos” para aquello. Pero a dos semanas de la boda ocurriría el trágico desenlace de su vida: La misteriosa muerte del escritor.

Testimonios dicen de que fue encontrado en un gravísimo estado de salud física y psicológica en las calles de Baltimore. Llevaba ropas que no eran las suyas y no fue capaz de explicar en ningún momento el por qué estaba en semejante estado o afectado de tan grave manera. En su agonía llamaba obesivamente a un tal “Reynolds”, y a pesar de que se hicieron conjetusas sobre su identidad, nada se save del hombre al que Poe habría hecho alusión.

Uno de sus amigos habría dicho que sus últimas palabras fueron “¡Que Dios apiade a mi pobre alma! para morir el 7 de octubre de 1849, 4 días después de haber sido internado en hospital. El certificado de defunción y los los informes médicos se perdieron, así que es imposible conocer la verdadera causa de muerte, aunque hay miles de suposiciones, donde no se descarta el asesinato.

Rufus Griswold

El día de su muerte, otra desgracia vendría para el legado del escritor. Rufus Griswold se proclamaría “Ejecutor Literario” de Poe, y sería el primero en escribir una completa bigrafía de su vida, pero alterándola gravemente y describiendo poco menos a Poe como uno de los peores seres humanos que hayan existido, lleno de vicios y problemas. Para esto recurrió a falsificaciones de documentos que según el tenía a mano.

Fue denunciado múltiples veces por los amigos y los conocidos de Edgar Allan Poe, pero la obra no pudo evitar convertirse en la más difundida y la más aceptada por la gente que le leyó, ignorantes de la realidad. Paradójicamente, esto sólo aumentó la popularidad del escritor norteamericano, aumentando su popularidad de manera espectacular tras su muerte y convirtiéndole en gran medida en el gran escritor que conocemos en nuestros días; el que además de inspirar a muchos escritores y poetas, se convirtió en el símbolo de la época, trascendiendo en el tiempo y logrando la inmortalidad que tantos otros anhelan y anhelaron obtener.

Ilustración de Poe sentado en la tumba de Lenore; quien, entre varias de las teorías, describiría a Virginia.

Obras

Poe trató varios tipos de temas a lo largo de su carrera como escritor, en el cual se enfocó en la creación de cuentos, dentro de los cuales destaca el género gótico o el de terror, donde suele hacer despliegue de sus conocimientos; convirtiendo a los personajes la mayoría del tiempo en racionalistas que se ven enfrentados a situaciones extraordinarias o que no pueden explicar de inmediato. Las narraciones en primera persona son abundantes en todos sus trabajos, y es por esto que se ha dicho de que son varios los personajes inventados en que se identifica a sí mismo.

Escribió un drama que nunca terminó: Politian; y la única novela conocida, “La narración de Arthur Gordon Pym” también se considera inconclusa, aunque varios consideren que el final escrito fue el deseado por su autor.

Las historias de Poe, bien descritas y documentadas, no sólo nos muestran historias de carácter extraordinario, sino también curiosidades que escapan al común de la razón y no presentan un quiebre de la realidad, como se podría pensar en un principio. Aquí encontramos historias como la “Caja Oblonga”, “El Entierro Prematuro”, “El Escarabajo de Oro”, entre otras.

Pero también hay escritos suyos que nos narran, con todo lujo de detalles, hechos que en esa época podrían resultar escalofriantes (o incluso hoy, con la suficiente imaginación). Aquí encontramos sucesos como “El Extraño Caso del Señor Valdemar”, “La caída de la Casa Usher” y “Manuscrito encontrado en una botella” (calificado por un comité editorial de la época como “superior a cualquier cosa presentada antes”.

Una de las tantas Ilustraciones de la "Máscara de la Muerte Roja"; uno de los atrapantes cuentos de Poe.

Junto con estos, encontramos algunos cuentos que nos relatan sucesos en los que se llevan asesinatos. En ellos que el protagonista ha sido llevado a la locura; y el crimen llega a tornarse casi perfecto debido a la gran inteligencia obsesiva del asesino, y a veces también el deseo de venganza. Sin embargo, en último momento le juegan elementos en contra como la culpa o pensamientos posteriores desarrollados en base al crimen cometido o los motivos. Aquí encontramos historias como “El Gato Negro”, “El Corazón Delator” y “El demonio de la Perversidad”.

He dejado, nuevamente al fondo del artículo, el correspondiente enlace a la página de Luis López Nieves, que tiene varios de estos cuentos en formato digital.

Legado

Edgar Allan Poe dejó un gran legado para la escritura. No sólo inspiró a muchos artistas (Lovecraft, Doyle, Baudelaire, Cortázar, entre muchos otros), sino que trascendió más allá y ha sido tema referente para muchos escritores y poetas que se inician en las letras.

En la cultura popular nunca faltan las referencias a Poe, desde capítulos de caricaturas en las que se mencionan temas escritos por él (usualmente en el tema del terror gótico) hasta varias versiones paralelas de su vida y/o de su obra, usualmente como elementos altamente conectados.

Edgar Allan Poe, como se ve en la serie de historietas "El joven Lovecraft", donde ha hecho más de una aparición.

Podemos encontrar, por mencionar un ejemplo, la cómica serie de historietas llamada “Lenore”, que se supone basada en la retorcida historia de una niña ya muerta que “vive” (nótese la ironía) múltiples “aventuras” en compañía de sus ya de por sí extraños amigos. Tuvo una breve serie de animación en flash. Al inicio de cada capítulo se citaba una de las célebres palabras del poema en honor a Lenore.

Portada de "Lenore: The cute little dead girl".

Por otra parte, el detective Auguste Dupin trasciende como un referente para el desarrollo de la novela policial. El uso del raciocinio extremo para la resolución de casos de parte de inteligentísimos y hábiles detectives fue un elemento que permitió la creación de Sherlock Holmes por Arthur Conan Doyle, así como de Hércules Poirot por Agatha Christie. De hecho mucha gente reconoce a Sherlock Holmes, desfavoreciendo la imagen de Dupin, quien fue su influencia directa. El propio Holmes desprecia al detective de Poe cuando Watson lo compara con este, diciendo: “No hay duda de que crees que estás halagándome… En mi opinión, Dupin era un tipo bastante inferior.” Doyle, sin embargo, alabaría el trabajo de Poe en algunos de sus escritos. El resto se trata de creer si este pensamiento le era sincero o si nada más actuó de una manera “políticamente correcta”.

"Chevalier" Auguste Dupin, el detective genio creado por Poe que daría origen oficial a la novela policial.

Como una de las figuras más destacadas del romanticismo, se le han rendido múltiples homenajes y biografías y los rumores sobre su muerte todavía forman muchas conjeturas. Matthew Pearl escribiría “La sombra de Poe”, en la que un joven abogado buscaría desvelar la muerte del escritor. Para ello busca al personaje verdadero en que Poe se habría inspirado para crear a Dupin, encontrándose con una serie de complots en su camino a descubrir la verdad.

Una de las tantas portadas de "La sombra de Poe"

Por otra parte, y en un tono algo diferente; se hizo una “Ópera Metal” llamada: “Edgar Allan Poe: Legado de una Tragedia”, donde se cuenta a grandes razgos la vida del escritor, con una que otra alteración que agrega el necesario dramatismo a las canciones. Aquí participaron integrantes de Mägo de Oz, Avalanch, Saratoga, Stravaganzza, entre muchos otros.

Edgar Allan Poe es mucho tema y varias cosas han quedado fuera a favor de tan sólo rendirle homenaje a su figura, pero lo que queda claro es de que indiferente de esto, ha sido uno de los mejores escritores de su género y su memoria vivirá en los escritores de muchas generaciones más. O al menos eso queremos todos. Cierro, como en la entrada anterior, con una de sus citas:

“No es una suposición irracional pensar que, en una vida futura, consideremos un sueño nuestros pensamientos actuales.”

Saludos

Ninguna fotografía es de mi pertenencia, desando respetarse los derechos de autor. Si alguna imagen desea ser retirada, que el autor me escriba por correo o postee un comentario.

Enlaces Recomendados

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/poe/eap.htm

Fuentes:

http://en.wikipedia.org/wiki/Edgar_Allan_Poe

http://es.wikipedia.org/wiki/Virginia_Eliza_Clemm

http://en.wikipedia.org/wiki/Sarah_Elmira_Royster

http://en.wikipedia.org/wiki/Death_of_Edgar_Allan_Poe

http://worldofpoe.blogspot.com/2009/11/strange-case-of-rosalie-poe.html

Anuncios

14 Comments

  1. Un genio de la literatura.

    «La ciencia no nos ha enseñado aún si la locura es o no lo más sublime de la inteligencia»

    Me encanta…

    • Realmente lo ha sido. El hombre se ha vuelto una inmortal inspiración para todos nosotros de cierta manera.

      Me aventuro a preguntarme que clase de cosas hubiera logrado de no haber muerto tan joven de esa horrible manera. Quien sabe que clase de maravillas hubiéramos visto y conocido.

      Que la noche te bendiga
      Un abrazo

  2. Has hecho un trabajo excelente, muy bien documentado y perfectamente ilustrado. Enhorabuena
    Saludos
    Ana

    • Muchas gracias, Ana. Te agradezco el haber leído este artículo que tan extenso me resultó.

      Aún a pesar de lo que dices, sin embargo, siento que me faltaron muchas cosas, pero esto es un homenaje pequeño; no planeo convertirme en biógrafo de los escritores que admiro, y que quizá en cierto modo han inspirado algunas de las cosas que he escrito (Al menos no todavía, jejeje).

      Me encantaría que hicieran un libro de “La sombra de Poe” o sobre su vida. Creo que ha sido muy infravalorado por la industria cinematográfica.

      Que en el mar encuentres la calma
      Un abrazo

  3. Fascinante, inmejorable, estos adjetivos ya de por sí se quedan cortos frente a lo ameno de la lectura y la capacidad didáctica de texto.

    Lejos de una actitud académica adquieres un tono ágil y cercano que ayuda a los que te leemos a centrarnos en la figura de Poe.

    en mi caso no me ha sido difícil visualizarle gracias a tus extraordinarias descripciones.

    Te felicito cordialmente.

    • Gracias por tu comentario, José; ha sido difícil la redacción de la vida de este hombre y siento que valió totalmente la pena si recibo comentarios tan positivos como estos.

      Trato de evitar lo académico. Se lo dejo a mi otra identidad, a la universidad y a mis informes; para todo lo demás quiero expresarme libremente y con mis propias palabras. Le escribo a toda la gente que quiera darse el tiempo de leerme, no a una élite intelectual; pues a veces las palabras pueden discriminar mucho dependiendo de quien las use.

      Te saludan los vientos del Oeste.
      Un abrazo

  4. Bueno, no se puede decir que el post sea cortito….
    Me he tenido que hacer cafe jejejeje. No soy lectora de biografias y quizas por morbo me digo ¡¡seguire leyendo a ver cuando aparece la sangre!!
    Y a lo tonto a lo tonto… En fin que vida mas triste para un genio (como es logico) y me ha sorprendido la edad de su esposa.
    Supongo que conoceras el capitulo de los Simson “El cuervo” digno de ver y escuchar. El señor Valdemar me dejo sobrecogida ¡¡¡A MI!!!! claro que lo lei siendo muy niña.
    Bien, me has tenido entretenida un buen rato, gracias!
    Saluditos desde mi infierno.

    • Jajaja, Nieves, me alegras mucho con tus comentarios. Gracias por leer lo que se me ocurre escribir. Este trabajo fue realmente agotador y extenso, y si hubiera escrito todo lo que omití hubieras tenido que hacerte tres cafés… como mínimo.

      Me reía el otro día pensando que como biógrafo me moriría de hambre, jajaja. Pero valió la pena todo lo que escribí sobre este grandioso escritor, que por desgracia le tocó una vida cruel; aún cuando quizá Poe no sería Poe sin ella.

      No desconozco los relatos que me cuentas. Son sobrecogedores, es verdad; y si te falta alguno o quieras leer alguno recuerda el link que dejé. Te entretendrá un buen rato.

      Que los demonios se inclinen ante tu caminar
      Un abrazo

  5. Simplemente excelente… un grande entre grandes… que de él hayan salido escritores como Lovecraft o Doyle o incluso Cortázar … de esto la verdad que era un tanto ignorante jaja… teniendo esto en cuenta se podría decir que el Caos Reptante, Nyarlathotep no hubiese existido de la mano de Lovecraft? jaja creo que sería exagerar… pero si lo pienso así todavía más se agranda la imagen de Poe que tengo ahora…
    William Wilson es una historia de él que me agrado mucho cuando leí hace unos cuantos años… aunque no recuerdo que más leí de aquel magnífico autor…
    Gracias por elaborar tan excelente artículo! Ha sido muy interesante… Una abrazo!

    • ¡Gracias, Nicolás! Es un placer el hecho de que te haya sido de tanto interés. Espero que el próximo autor que tengo en mente también les traiga una pequeña sorpresa.

      Que la inspiración respire en tus letras
      Un abrazo, amigo

  6. Muy bien, me gusto la forma en la que vas explicando la vida de Poe, sin que se haga pesado. solo note una que otra pequeña falla xP, pero nada que le quite valor a tu gran trabajo =D

    • Estimado, me sorprendes con el hecho de que hayas logrado encontrar imprecisiones en lo escrito; de las que desde ya me disculpo. Dime las fallas y trataré de corregirlas de inmediato.

      Gracias también por tus palabras
      Un abrazo

  7. Toma, pa ti:

    • ¡Hace años que no lo veía! Gracias por los recuerdos, querida amiga. Siempre me han gustado los Simpsons, jejeje.

      Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: